AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_07.jpg
cabecera02_01.jpg
Blog
domingo, 25/06/17

¿Quién está en línea?

Sindicación

Recibe las novedades de SLOW ENERGY

Introduce tu email:

enlázanos enlaza "SLOW ENERGY"

PATROCINADORES del
Manual para que dejes
de tirar energía

 

AGRUPACIONES AMIGAS
de Slow Energy

 

COMUNCIACIÓN
MEDIOS Y REDES

 

Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 5
MaloBueno 
Opinión - Economía
Escrito por Pedro Rodríguez   
miércoles, 04 de febrero de 2009

Pese a la sobredosis de optimismo y grandes expectativas generadas por el cambio de gobierno en Washington, el 2009 arranca con multiplicadas predicciones pesimistas sobre la vigencia del liderazgo internacional de Estados Unidos.

Image

 

El final anunciado de EE.UU.

 

WASHINGTON. Los esfuerzos -casi inevitables por estas fechas- de intentar predecir lo que va a pasar durante el 2009 coinciden en atribuir a Estados Unidos las peores perspectivas de su más reciente historia. Pese a las grandes expectativas generadas por el advenimiento de la Administración Obama en cuestión de tres semanas, estos días se multiplican los análisis que insisten en cuestionar la influencia internacional, la viabilidad económica y el liderazgo de la superpotencia triunfante de la Guerra Fría.

Por ejemplo, en su cobertura de fin de año, la agencia noticias Xinhua de China sentenciaba al analizar el 2008 como el mundo se ha embarcado en una casi imparable marcha "hacia la multi-polarización, produciendo un nítido cambio en las fuerzas internacionales". Apreciación que en el caso chino se sustenta sobre descomunales reservas de divisas, en estos momentos valoradas en una plusmarca de 2 billones de dólares, frente a la sangría de números rojos acumulados por Estados Unidos.

De acuerdo al análisis gubernamental de Xinhua, el año que acaba de terminar ha supuesto un cambio acelerado en el sistema internacional. Con una transformación que supone pasar de "una sola superpotencia en coexistencia con otras potencias" a una multi-polarización. Con reproches de que el declive de Estados Unidos se encuentra vinculado a su "unilateralismo y expansionismo en cuestiones internacionales y sus prácticas domésticas de liberalismo económico".

Entre las más pesimistas predicciones sobre el futuro del Estados Unidos destacan los comentados vaticinios del profesor ruso Igor Panarin. El decano de la academia diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia lleva más de una década pronosticando la "balcanización" del gigante americano pero gracias al nacionalismo autoritario del Kremlin y las dificultades por las que atraviesa la mayor economía del mundo sus previsiones han aparecido estos días hasta en la mismísima portada del "Wall Street Journal".

Según la apocalíptica visión del profesor Panarin, entre junio y julio del 2010, Estados Unidos tiene casi un 50% de probabilidades de desintegrarse al no poder aguantar el envite de masivas oleadas de inmigrantes, tanto declive económico y continuada degradación moral. Fractura que, a juicio de este antiguo analista del KGB, se verá precedida por una guerra civil a partir del próximo otoño acompañada por el colapso del dólar. Como resultado, la Unión americana se verá escindida en seis bloques: Alaska que volvería a manos de Rusia; la América Atlántica que se integraría en la Unión Europea; la República Central que pasaría a formar parte de Canadá; la República de Texas que volvería a México; la República de California que caería bajo la influencia de China; y las islas de Hawai pasando a ser controladas por China o Japón.

Sin caer en escenarios tan grotescos, los propios servicios de inteligencia de Estados Unidos publicaron en noviembre un elaborado informe de prospectiva mundial a modo de guía para la Administración Obama. Titulado "Tendencias globales 2025: un mundo transformado", el estudio del Consejo Nacional de Inteligencia vaticina una influencia americana en declive durante las dos próximas décadas ante la emergencia de potencias como China o India pero también de entidades no nacionales como tribus, empresas, organizaciones religiosas o redes criminales.

El análisis de sus servicios de inteligencia identifica a Estados Unidos como el país más poderoso pero parte de "un número" de importantes jugadores en un "sistema global multipolar". Con el resultado de que Washington tendrá cada vez menos posibilidades de llevar la voz cantante internacional a pesar de todo su peso económico y militar. El documento también insiste en que el sistema de alianzas e instituciones que ha dominado la escena internacional desde los años cuarenta "será casi irreconocible para el 2025".

 

Vía: ABC.es (artículo de opinión de Pedro Rodríguez)

Artículos relacionados: Aunque nunca antes lo había oído y no sé qué credibilidad darle, me ha llamado la atención el artículo Visiones de futuro, sobre predicciones en masa.

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.23 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
paisaje_05.jpg