AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_03.jpg
cabecera02_10.jpg
Blog
miércoles, 29/03/17

¿Quién está en línea?

Sindicación

Recibe las novedades de SLOW ENERGY

Introduce tu email:

enlázanos enlaza "SLOW ENERGY"

PATROCINADORES del
Manual para que dejes
de tirar energía

 

AGRUPACIONES AMIGAS
de Slow Energy

 

COMUNCIACIÓN
MEDIOS Y REDES

 

Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 1
MaloBueno 
Artículos - Energía
Escrito por SINC   
miércoles, 21 de enero de 2009

Image

El modelo eléctrico español vigente no es sostenible. Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) son difíciles de controlar, la demanda no deja de crecer y dependemos en exceso del combustible importado. Éstas son las conclusiones de un equipo de científicos del Instituto de Investigación Tecnológica (IIT), en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) que ha analizado la evolución del sector eléctrico español bajo distintos escenarios.

 

El actual sistema eléctrico español no es sostenible

 

El equipo que lidera Pedro Linares, ingeniero industrial eléctrico e investigador del IIT, ha analizado la evolución del sector eléctrico español mediante una simulación en cuatro escenarios alternativos, en los que se han aplicado distintas medidas industriales y políticas que se podrían tomar en la actualidad para conseguir la sostenibilidad del sistema.

"El sector eléctrico es responsable de una parte importante del total de las emisiones de CO2, aproximadamente un 25% de los 370 millones de de toneladas que actualmente vertimos a la atmósfera", explica a SINC Linares.

Según el estudio que ha aparecido en la revista inglesa 'Energy Policy', el volumen total de emisiones (que incluyen el CO2 y otros gases de efecto invernadero) es un 63% más alto que en el año 1990. "Según el Protocolo de Kyoto, nuestro compromiso es emitir en 2012 sólo un 15% más que en 1990. Es decir, que estamos a mucha distancia de poder cumplir este objetivo", señala el ingeniero.

Hoy la energía eléctrica en España se produce fundamentalmente en centrales termoeléctricas, centrales nucleares y centrales hidroeléctricas. Las energías renovables, sin embargo, siguen teniendo poco peso (en 2005 representaban sólo un 7%) y su desarrollo también está lejos del previsto por el Plan de energías renovables 2005-2010, fijado en un 12%.

 

REDUCIR EL CONSUMO PARA ALCANZAR LA SOSTENIBILIDAD

Los cuatro escenarios que se muestran en la investigación consideran los diversos aspectos del problema: el crecimiento de la demanda, las tecnologías convencionales, las fuentes renovables en uso y las de futuro (biomasa, minihidráulica, eólica y solar térmica), la capacidad de inversión, el mercado de las emisiones de CO2, así como las directrices establecidas en el Plan Nacional de reducción de emisiones para grandes instalaciones de combustión (aprobado en 2007).

Por ejemplo, en el escenario BAU (del inglés 'business as usual', escenario tendencial) -donde la demanda eléctrica, la producción doméstica y las emisiones de CO2 siguen creciendo al mismo ritmo que lo han hecho hasta ahora- las simulaciones prevén que en 2020 las emisiones respecto a 1990 se duplicarán, y la dependencia del sector eléctrico alcanzará el 60%.

Pero los resultados obtenidos con los otros tres modelos -PS1 (de power shift, cambio de modelo), PS2 y PS2n- son bastante más optimistas. El PS2n, por ejemplo, contempla una reducción del 50% en la demanda de energía nuclear hasta 2020.

Los tres escenarios consideran las políticas de promoción del ahorro energético y el desarrollo de las renovables, que implican un incremento de los precios del permiso de emisión. En los escenarios PS2 y PS2n, los resultados apuntan que las emisiones podrían bajar en 2020 hasta un 37% respecto a 1990. Este estudio ha permitido identificar los elementos necesarios para que el cambio pueda darse, es decir que se reduzca la demanda y, en menor medida, el incremento de la disponibilidad y competitividad de las energías renovables a través de primas.

"El potencial de renovables y los precios del permiso de emisión son supuestos bastante realistas, incluso para el escenario PS2", apunta Linares. "Lamentablemente, la subida de las primas y la contención del crecimiento de la demanda no lo son tanto, y no porque sean medidas imposibles", añade el científico, "sino porque su aplicación requiere de clara voluntad política, y eso no está tan claro".

 

Vía: elmundo.es

 

Comentarios
Buscar
Francisco   |10-02-2009 23:09:33
Cuando hace la afirmación que "Hoy la energía eléctrica en España se produce fundamentalmente en centrales termoeléctricas, centrales nucleares y centrales hidroeléctricas. Las energías renovables, sin embargo, siguen teniendo poco peso (en 2005 representaban sólo un 7%..." parece confundir los porcentajes de energia en términos de energia primaria con final. Sólo la energía eólica aporta ya al sistema eléctrico más de un 10% de media y creo que ya supera el porcentaje nuclear.
Un saludo.
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.23 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
paisaje_05.jpg