AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_10.jpg
cabecera02_10.jpg
Blog arrow Energías renovables arrow Energía solar térmica
sábado, 24/06/17
Advertisement
PDF Imprimir E-Mail

ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

El Plan de Energías Renovables 2005-2010, aprobado en agosto de 2005 en Consejo de Ministros, tiene como objetivo básico que en el 2010 el 12% de la energía primaria consumida en España provenga de energías renovables.

Para cubrir este objetivo, en el caso de las solar térmica a baja temperatura (objeto de esta guía) establece la instalación de 4,2 millones de metros cuadrados en el período 2005-2010.

Este objetivo es ambicioso, pero alcanzable si se ponen en marcha un conjunto de medidas innovadoras, a desarrollar en los próximos años de acuerdo con lo previsto en el Plan. Entre estas medidas destacan la reciente aprobación del Código Técnico de la Edificación, la continuidad de apoyos públicos a la inversión en este tipo de instalaciones, el apoyo a la aprobación de nuevas ordenanzas municipales y el apoyo a la mejora de los captadores y modernización de las líneas de fabricación.

Image

El desarrollo de la energía solar en Europa pasa por el apoyo institucional para las nuevas aplicaciones. Así, desde la Comisión Europea se están promoviendo programas y directivas de apoyo a la producción de calor y frío con energía solar. Esta última aplicación tiene un gran futuro en España, por lo que se están empezando a realizar proyectos demostrativos que permitan difundir la aplicación y ganar experiencia en la ejecución de instalaciones.

No obstante, el desarrollo de la energía solar en un futuro próximo va a ser a través de las aplicaciones ya consolidadas, como el agua caliente sanitaria, la climatización de piscinas y la calefacción.

Asimismo, la energía solar va a tener su principal desarrollo en las áreas urbanas. Por ello, los profesionales que desarrollan su actividad en este importante mercado tienen que conjugar la sencillez en el diseño con la calidad y minimización del impacto de la instalación, tareas difíciles de conjugar en numerosas ocasiones, pero que serán la clave para conseguir ganar la batalla de la integración arquitectónica de la energía solar térmica.

  • El aprovechamiento de la energía del sol, puede conseguirse de dos maneras: sin mediación de elementos mecánicos; es decir, de forma pasiva, o con mediación de elementos mecánicos; es decir, de forma activa.
  • La energía solar activa, a su vez, puede ser de baja temperatura, media temperatura y alta temperatura, según la captación sea directa, de bajo índice de concentración o de alto índice de concentración.
  • Las aplicaciones de baja temperatura, realizadas con colectores planos vidriados, los conocidos como paneles solares, son las más extendidas comercialmente. Sus aplicaciones de más interés son:
    • En edificios.- Para conseguir agua caliente sanitaria, calentamiento de piscinas y calefacción.
    • En instalaciones industriales.- También para la preparación de agua caliente sanitaria y parcelación de agua para procesos.
    • En instalaciones agropecuarias.- Para la calefacción de los invernaderos, agua caliente de las piscifactorías, etc.
    • Refrigeración Solar: En emplazamientos con necesidades de agua fría o refrigeración, mediante el aprovechamiento de calor en un proceso de absorción.
Image
Mapa solar en España. La cifra superior representa la energía en KWh que incide por m2. En la inferior el número de horas de sol al año.

 

 
paisaje_04.jpg