AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_08.jpg
cabecera02_11.jpg
Blog
martes, 25/04/17

¿Quién está en línea?

Hay 2 invitados en línea

Sindicación

Recibe las novedades de SLOW ENERGY

Introduce tu email:

enlázanos enlaza "SLOW ENERGY"

PATROCINADORES del
Manual para que dejes
de tirar energía

 

AGRUPACIONES AMIGAS
de Slow Energy

 

COMUNCIACIÓN
MEDIOS Y REDES

 

Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 2
MaloBueno 
Productos - Materiales de construcción
jueves, 26 de junio de 2008

Image

En invierno, las ventanas con un deficiente aislamiento térmico pueden ser causantes de entre un 10% y un 25% de la factura de calefacción. En verano sucede otro tanto de lo mismo con el aire acondicionado.

 

VENTANAS QUE AHORRAN EL AIRE ACONDICIONADO

 

Afortunadamente la tecnología continúa avanzando al servicio del medio ambiente. De hecho, recientemente se han patentado ventanas con un circuito de agua fría que ahorran gran parte de la energía que precisa un edificio para mantenerse fresco cuando la temperatura fuera es elevada.

Los inventores son un grupo de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Las ventanas que han desarrollado permiten ahorrar un 70% del gasto energético que sería preciso para mantener el aire acondicionado en construcciones con las fachadas acristaladas.

La característica principal de este tipo de ventanas radica en que poseen una cámara con agua en circulación de un centímetro de grosor. El circuito absorbe los rayos infrarrojos, de modo que la luz del sol llega a la estancia que se encuentra detrás de la ventana, que no percibe el calor.

Para evitar que el agua se caliente y transmita el calor al interior, el marco de las ventanas está conectado a un intercambiador geotérmico. Éste es un sistema de tubos que transporta el líquido a una profundidad aproximada de 20 metros, donde la temperatura media suele ser de 15 grados centígrados. Es preciso llegar a esta hondura para transmitir el calor a la tierra.

El precio final de estas novedosas ventanas triplicará a las que cuentan con doble acristalamiento, pero sus creadores aseveran que el ahorro de energía que se deriva de su uso ayuda a rentabilizar la inversión rápidamente.

Recalentadas por el sol
Y es que las ventanas, además de ser una de las partes más decorativas de la casa, son los canales más habituales de entrada de la luz del día, proporcionan ventilación y ayudan a recibir el calor del Sol en invierno. Pero en las épocas de calor el equipo de aire acondicionado a veces tiene que forzarse para que enfrié el aire caliente procedente de las ventanas recalentadas.

Las nuevas ventanas que se instalan hoy en día no sólo incorporan el doble acristalamiento, sino que algunas están fabricadas en un material espectral selectivo. Este vidrio de alto rendimiento es capaz de absorber la un alto porcentaje de la radiación solar, de modo que pueden reducir el gasto de aire acondicionado entre un 10 y un 15%. Las ventanas más eficientes mantienen la temperatura del interior. Para ello cuentan con acristalamiento especial y un revestimiento de baja emisividad calorífica.

Consejos
Mientras se generalizan nuevos y más eficientes modelos de ventanas y cristales atérmicos, conviene hacer uso de cortinas, toldos y persianas para preservar el interior de la vivienda del calor y conseguir reducir la cuenta del aire acondicionado.

A continuación se enumeran alguno consejos que pueden ser útiles en este empeño:

  • Las cortinas o persianas blancas reflejan el calor hacia fuera de la casa.

  • Es recomendable mantener cerradas durante el día las cortinas de las ventanas que dan al sur y al oeste.

  • Si el calor es muy fuerte, se aconseja valorar la posibilidad de instalar toldos al menos en las ventanas que dan hacia el sur y el oeste.

  • Pueden instalarse láminas para el control de la luz solar o reflectantes en las ventanas orientadas al sur para evitar la acumulación de calor solar.

Cuando se vaya a efectuar una reforma conviene contemplar la posibilidad de colocar ventanas de alto rendimiento. A pesar de que recuperar la inversión puede llevar años en términos de ahorro de energía, los beneficios para el medio ambiente que proporcionan pueden hacer que la decisión valga la pena. Los marcos de ventanas más habituales son de aluminio, madera, vinilo, fibra de vidrio o una combinación de algunos de estos materiales. Por último, el marcado CE en las ventanas resulta especialmente importante dadas las repercusiones que representa.

 

Vía: repsolypf.com

 

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.23 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Siguiente >
paisaje_08.jpg