AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_09.jpg
cabecera02_06.jpg
Blog
sábado, 25/03/17

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea

Sindicación

Recibe las novedades de SLOW ENERGY

Introduce tu email:

enlázanos enlaza "SLOW ENERGY"

PATROCINADORES del
Manual para que dejes
de tirar energía

 

AGRUPACIONES AMIGAS
de Slow Energy

 

COMUNCIACIÓN
MEDIOS Y REDES

 

Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Noticias - Energía
Escrito por Eduardo González Gómez   
sábado, 01 de marzo de 2008

Estaría a favor de una fuente de energía segura, basada en la tecnología, que respeta la atmósfera y que produce electricidad las 24 horas todos los días del año? La respuesta seguro que será sí. Pero si estas características corresponden a la energía nuclear, quizá su opinión cambie. ¿Por qué?

 

UNA ENERGÍA DISPONIBLE Y NECESARIA

En muchas ocasiones se desconoce que en España funcionan ocho reactores nucleares que producen prácticamente una quinta parte de la electricidad que consumimos. Se trata de la fuente energética que más horas funciona al año, por lo que está disponible siempre que la necesitamos. También es importante subrayar que las centrales nucleares se diseñan de manera robusta y segura, y que se encuentran entre las instalaciones industriales mejor protegidas.

A esta garantía de suministro segura, constante y fiable se une la ventaja de que las centrales nucleares no emiten gases ni otras partículas contaminantes a la atmósfera. De hecho, los reactores nucleares españoles evitan la emisión anual de 40 millones de toneladas de CO2, equivalentes a las emisiones de más de la mitad del parque automovilístico español. La energía nuclear es la única fuente disponible actualmente capaz de suministrar grandes cantidades de electricidad sin contaminar la atmósfera. Produce residuos, es verdad, pero estos se acondicionan, se tratan y se almacenan sin riesgo para las generaciones presentes y futuras, así como para el medio ambiente.

La garantía de suministro eléctrico que ofrecen las nucleares junto con la no emisión de gases de efecto invernadero y la reducción de importaciones de combustibles fósiles como el gas o el petróleo hacen que sindicatos, científicos, grupos empresariales, políticos y colectivos de diferentes signos reconozcan la aportación y la necesidad de la energía nuclear. Son cada vez más conscientes de la vulnerabilidad energética y de los problemas medioambientales a los que nos enfrentamos.

A estos organismos, que junto con Foro Nuclear demandan un debate energético plural y racional para que se conozcan las características de cada una de las fuentes sin prejuicios y se tengan en cuenta a todas dentro de una cesta energética equilibrada, se unen otros como la Comisión Mundial de la Energía, la Agencia Internacional de la Energía o el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático. Todos ellos reconocen la importancia de la energía nuclear para luchar contra las emisiones contaminantes, resolver la cada vez mayor demanda de electricidad y la preocupante dependencia de las materias primas. Incluso la Comisión Europea, aunque menos explícita, es consciente de la aportación nuclear al abastecimiento de la UE y a la no emisión de CO2.

Francia, Reino Unido o Finlandia son algunos de los países que se han posicionado con mayor nitidez. En la actualidad, realizan una apuesta clara por la nuclear dentro de su planificación energética. Francia construye una nueva unidad que se sumará a los 58 reactores que ya tiene en funcionamiento, produciendo el 78% de la electricidad del país. Por su parte, Reino Unido dio luz verde en el mes de enero a la construcción de nuevas centrales para resolver dos grandes desafíos: garantizar las necesidades energéticas del país y reducir sus emisiones contaminantes. Otro claro ejemplo es Finlandia, un país especialmente sensibilizado con el medio ambiente, y que con el 30% de su electricidad de origen nuclear, construye un nuevo reactor mientras surgen estudios que señalan la necesidad de otra unidad añadida.

A estos estados se unen otros muchos como China, India, Corea del Sur, Rusia o Japón. El desarrollo nuclear está en marcha porque el daño irreversible a la atmósfera y la necesidad de energía eléctrica han hecho que se vuelva a mirar de frente a este tipo de fuente. En el mundo se han implantado un total de 439 reactores, que producen el 17% de la electricidad mundial, y 34 más están en construcción. Este número continuará en aumento, porque cada vez más gobiernos van a ser conscientes de la necesidad de esta fuente de energía.

En el caso español, la demanda de electricidad crece a un ritmo de un 3% anual, triplicamos a día de hoy el máximo de emisiones permitidas tras la ratificación del Protocolo de Kyoto y tenemos una dependencia energética del 85%, muy superior a la media europea, que alcanza el 50%. Con esta situación, una planificación energética acertada debe contar con la energía nuclear. La seguridad energética tiene que estar garantizada. Por eso, en el horizonte del 2030 sería conveniente contar con un tercio de renovables, otro de gas y carbón libre de emisiones y alcanzar, al menos, un tercio de energía nuclear; cifra similar a la aportación nuclear en la Unión Europea.

La industria nuclear está preparada para el futuro y España, al igual que otros países de nuestro entorno, va a necesitar incrementar la producción eléctrica de origen nuclear para hacer frente a sus necesidades energéticas actuales y futuras, mantener la competitividad de su economía, el bienestar social y el respeto al medio ambiente. Sin duda, es necesario trabajar para conseguir un mayor ahorro y eficiencia energética. También es importante abrir debates plurales, serios y racionales, establecer una planificación energética con visión de futuro y apostar por fuentes no emisoras de CO2 como la nuclear, manteniendo el funcionamiento del parque nuclear actual y construyendo nuevos reactores al igual que en nuestros países vecinos. En definitiva, la energía nuclear es clave hoy en día y en el futuro para conseguir una producción de electricidad segura, económica, fiable y respetuosa con el entorno.

Fuente .- Nortedecastilla.es

Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.23 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior
paisaje_05.jpg