AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_01.jpg
cabecera02_10.jpg
Blog arrow Eficiencia energética arrow Auditoría energética
jueves, 20/07/17

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea

Sindicación

Recibe las novedades de SLOW ENERGY

Introduce tu email:

enlázanos enlaza "SLOW ENERGY"

PATROCINADORES del
Manual para que dejes
de tirar energía

 

AGRUPACIONES AMIGAS
de Slow Energy

 

COMUNCIACIÓN
MEDIOS Y REDES

 

Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 17
MaloBueno 
Escrito por Jesús Soto   

ETAPAS DE UNA AUDITORÍA ENERGÉTICA EN EDIFICIOS

 

SELECCIÓN DE DATOS

  • Documentación sobre el edificio, planos, etc.
  • Facturas de consumo
  • Características de la envolvente
  • Características de los sistemas
  • Características funcionales y ocupacionales
  • Datos meteorológicos
PLANIFICACIÓN
INSPECCIÓN VISUAL

  • Verificación de datos
  • Observación de posibles deficiencias
ANÁLISIS DE SIMULACIÓN

  • Cargas
  • Demandas
CUESTIONARIOS

  • Niveles de confort
  • Hábitos
INFORME PRELIMINAR
MEDIDAS EXPERIMENTALES

  • Parámetros de confort
  • Parámetros eléctricos
  • Parámetros de los sistemas
  • Comparación de valores reales y simulados
  • Impacto medioambiental
BALANCES

  • Energético
  • Impacto medioambiental (CO2)
ANÁLISIS DE MEJORAS
VIABILIDAD DE LAS MEJORAS

  • Coste de inversión
  • Coste de explotación
  • Tiempo de amortización
  • Impacto ambiental
INFORME FINAL

 

BUENAS PRÁCTICAS ENERGÉTICAS EN VIVIENDAS

Image

La compra o el alquiler de nuestra vivienda es un paso de gran importancia. Para evitar fraudes o que nos engañen con espejismos o detalles sin importancia, debemos tomar en consideración una serie de aspectos que tienen relación con la eficiencia energética y la calidad del edificio: su orientación, dando prioridad al sentido norte-sur; el tipo de aislamiento térmico y acústico; el tipo de ventanas y cristales; la instalación de agua caliente sanitaria y calefacción; la potencia de los equipos y la potencia contratada a la compañía (se recomienda contratar la mínima); el tipo de regulación automática del sistema de calefacción y/o climatización; las instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables; y la certificación o los estudios energéticos del edificio.

En edificios o casas de nueva construcción, y dependiendo del espacio, se debe recuperar la vieja sabiduría arquitectónica de la orientación de acuerdo con las características del terreno, respetando el sentido sur de la fachada principal y evitando los ventanales y las paredes mal aisladas hacia el oeste.

Cuando incorporéis el equipamiento energético a vuestra vivienda, incluid una instalación centralizada de producción de calor, puesto que tiene rendimientos más altos que los sistemas individuales, escoged calderas de condensación o de baja temperatura y, para el agua caliente sanitaria, escoged sistemas con depósito de acumulación de agua caliente.

Para el suministro de agua caliente sanitaria considerad la utilización de paneles solares térmicos. La inversión es más alta pero se amortiza con el ahorro obtenido posteriormente. También existen sistemas de calefacción y producción de agua caliente sanitaria que utilizan la biomasa vegetal.

Para la iluminación y los pequeños electrodomésticos del hogar, podéis instalar sistemas mixtos de paneles fotovoltaicos con baterías de acumulación, así como aerogeneradores que aprovechen la fuerza del viento.

Un edificio bien aislado permite ahorrar más de un 50% de energía. Escoged bien el tipo de cristal y las medidas y la orientación de las ventanas. Es básico para ahorrar frío en invierno y calor en verano. Pintad las paredes de color claro, reducen hasta un 35% la ganancia de calor.

 

EJEMPLO DE CASA EFICIENTE FRENTE A OTRA INEFICIENTE

El siguiente ejemplo expone un conjunto de buenas prácticas energéticas en el sector residencial, aunque no considera mejoras en aislamiento y puentes térmicos de la envolvente del edificio.

Image

 
paisaje_03.jpg