AgrandarReducirReiniciar
cabecera01_08.jpg
cabecera02_07.jpg
Blog arrow Eficiencia energética arrow Proyecto de eficiencia
sábado, 24/06/17
Advertisement
PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 5
MaloBueno 
Escrito por ETRES Consultores   
domingo, 20 de enero de 2008

CONTENIDO DEL PROYECTO PARCIAL DE AHORRO DE ENERGÍA

La responsabilidad de certificar energéticamente un edificio recae en primer lugar en el proyectista del inmueble. Mediante un programa informático desarrollado al efecto, denominado CALENER, o programas alternativos que hayan sido validados, se simulará el comportamiento energético del edificio durante todo el año, en unas condiciones de uso determinadas, considerando aquellos factores que más influyen en el consumo como las condiciones meteorológicas, tales como la envolvente del edificio o su orientación, las características de las instalaciones de calefacción, agua caliente sanitaria o iluminación entre otras. En función del resultado se le asignará una clase de eficiencia energética determinada.

Una vez construida la edificación, se comprobará la conformidad de esta calificación energética obtenida en la fase de proyecto con la del edificio realmente ejecutado. Con este objetivo, las Comunidades Autónomas, establecerán el alcance y las características de los controles externos que se deban realizar sobre el edificio, a fin de garantizar la veracidad de esta certificación energética. Por último el certificado de eficiencia energética del inmueble construido se incorporará oficialmente al Libro del Edificio.

El R.D. 47/2007 observa que el órgano competente de la Comunidad Autónoma establecerá, en su caso, el alcance del control externo y el procedimiento a seguir para realizarlo. Este control podrá realizarse por la propia Administración o mediante la colaboración de agentes autorizados para este fin.

Los agentes autorizados serán organismos o entidades de control acreditadas para el campo reglamentario de la edificación y sus instalaciones térmicas o técnicos independientes cualificados conforme al procedimiento que establezca el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Cuando la calificación de eficiencia energética resultante de este control externo sea diferente a la obtenida inicialmente, como resultado de diferencias con las especificaciones previstas, se le comunicará al promotor o propietario, en su caso, las razones que la motivan y un plazo determinado para su subsanación o, en su caso, se procederá a la modificación de la calificación obtenida.

El certificado tendrá una validez máxima de 10 años, siendo cada Comunidad Autónoma la que deberá establecer las condiciones específicas para proceder a su renovación o actualización La aportación de información objetiva sobre las características energéticas del edificio favorecerá una mayor transparencia del mercado inmobiliario y fomentará las inversiones en ahorro de energía, potenciando, así, la demanda de la calidad energética entre los compradores o arrendadores de viviendas. El certificado de eficiencia energética del edificio construido se incorporará oficialmente al Libro del Edificio, teniendo una validez máxima de 10 años. Las Comunidades Autónomas establecerán las condiciones específicas para proceder a su renovación o actualización.

A la hora de desarrollar el proyecto de una nueva edificación, se hace necesario un estudio en profundidad con los criterios de ahorro de energía descritos en el Código Técnico de la Edificación, (RD 314/2006, de 17 de marzo). Este estudio, aplicado desde la concepción del nuevo edificio, no tiene por qué suponer un coste adicional, máxime si se utilizan profesionales específicos. El estudio dará como fruto un Proyecto Parcial de Ahorro de Energía o de Eficiencia Energética, cuyos apartados cubrirán los puntos que se exponen a continuación de modo resumido.

  • A) MEMORIA.- Incluye una descripción del edificio a nivel de:
    • I.- Memoria Descriptiva:
      • a) Agentes que intervienen
      • b) Información general: emplazamiento, entorno, etc.
      • c) Descripción del edificio de forma general
      • d) Normativa aplicada
    • II.- Memoria Constructiva: descripción de las soluciones adoptadas en:
      • a) Sistemas de la envolvente: aislamiento térmico, demanda energética máxima prevista para condiciones de verano e invierno y su eficiencia energética en función del rendimiento energético de las instalaciones proyectadas.
      • b) Sistemas de acondicionamiento e instalaciones: se indican los datos de partida, los objetivos a cumplir, prestaciones y las bases de cálculo para las instalaciones térmicas, eficiencia de la iluminación, ahorro de energía e incorporación de energía solar térmica y fotovoltaica.
    • III.- Cumplimiento del CTE-HE: justificación del cumplimiento de los requisitos del Documento Básico de Ahorro de Energía
  • B) ANEJOS A LA A LA MEMORIA.- Se incluyen los anejos siguientes que justifican el cumplimiento de los requisitos:
    • I.- Limitación de la demanda de energía
    • II.- Rendimiento de las instalaciones térmicas
    • III.- Eficiencia de la iluminación
    • IV.- Energía solar térmica
    • V.- Energía solar fotovoltaica
    • VI.- Calificación energética del edificio
    • VII.- Criterios de mantenimiento
  • C) PLANOS.- Incluye todos los planos necesarios para la definición en detalle de los elementos de ahorro de energía del edificio.
  • D) PLIEGO DE DE CONDICIONES.- Incluye: las prescripciones de los materiales (productos, equipos y sistemas) en cuanto a las características técnicas mínimas que deben cumplir y las garantías de calidad y el control de recepción a realizar y las prescripciones en cuanto a la ejecución por unidades de obra.
  • E) MEDICIONES Y Y PRESUPUESTO.- Finalmente, debería incluirse un apartado de mediciones y presupuesto de las unidades de obra contempladas.

Debido a la complejidad de elaboración, actualmente mediante los documentos reconocidos de la opción general LIDER, CALENER VYP y CALENER GT o bien mediante la opción simplificada, aconsejamos que este estudio se realice desde la fase inicial de concepción del edificio, evitando que éste sea realizado posteriormente, a modo de postizo que sólo sirve como medio de justificación del cumplimiento de las exigencias de una normativa, evitando además aumentar los costes de la construcción.

 

Vía: Image

 

 
paisaje_07.jpg